Honestidad:

Quien obra con honradez se caracterizará por la rectitud de animo, integridad con la cual procede en todo lo que actúa, respetando sobre todas las cosas las normas que se consideran como correctas y adecuadas en la empresa en la cual laboramos.

 

Integridad: 

Actuación integra no es sólo intentar hacer las cosas bien sino intentar hacer las cosas correctas, ayudando a la realización propia y a la de los demás.

 

Responsabilidad: 

Cumplimiento en las obligaciones, el cuidado al tomar decisiones o al realizar algo, contribuyendo a la mejora socioeconómica y ambiental, orientada principalmente al aumento de la competitividad y el valor añadido. 

 

Respeto:

Tener veneración, aprecio y reconocimiento por una persona o una cosa aceptando sus cualidades y  defectos sin tener ningún comentario al respecto. 

 

Compromiso:

Firmeza inquebrantable por cumplir o hacer algo que nos hemos propuesto o que siemplemente debemos hacer buscando el éxito y la plenitud.